jueves, 25 de septiembre de 2014

IV Carrera Puente Colgante de Bizkaia y I Cronoescalada de Ortuella. (20/9/2014)

Este sábado día 20 de septiembre he hecho doblete en cuanto a competición deportiva se refiere.  

Hace tres semanas me apunté a una prueba de crono-escalada en modalidad asfalto que organizó el Club de Atletismo de Ortuella, por la novedad de esta disciplina que creo que no se ha hecho antes por lo menos en cuanto a carrera a pie se refiere.  Siempre que he oído o leído la palabra crono-escalada ha sido para el tema de ciclismo.

Teniendo en cuenta ésto, no tenía pensado más que hacer esta prueba pues ya llevo bastantes carreras seguidas todos los fines de semana y está claro que no hay que abusar aunque uno se encuentre bien.

Pero la realidad ha sido que el viernes por la noche tenía planeado ir a sacar fotos a la Carrera Popular del Puente Colgante de Bizkaia ya que había varios amigos que participaban en ella. 

La cuestión es, que entro en internet para buscar esta última carrera con la intención de informarme sobre a qué hora comenzaba para ir con tiempo y saludar a los amigos y conocidos antes de ubicarme en un lugar adecuado para sacar las fotos, y veo que es a las 10:30, que costaba 8€ inscribirse y que incluso se podía apuntar uno el mismo día de la carrera si no se hubiese agotado el cupo de participación.

Cartel.
Mi cabeza pasó de modo "reportera gráfica aficionada" a modo "quiero correr esta carrera" sin darme cuenta prácticamente, jajajaja...

Se lo comento a mi marido y me dice que yo veré, pero que igual es mucho para un mismo día.  Lo pienso un poco y me digo para mí misma que teniendo en cuenta que durante esta semana no he hecho más que un entreno el viernes y de muy mala calidad por el ritmo invertido ya que he estado tres días prácticamente con unas agujetas de espanto tras la Mello Saria corrida el domingo pasado, me lo tomaría como un "entreno de calidad" para apretar un poco la maquinaria porque últimamente me estoy relajando bastante, la verdad.

Entonces decido ir a esta carrera de mañana e intentar hacer la crono-escalada a la tarde con tranquilidad.  Solo quiero meter algunos kilómetros a las piernas, que esta semana han estado muy vagas, la verdad sea dicha.

Llega el día y me levanto a desayunar y a prepararme con el equipaje del club.  Para ser las 8 a.m. hace bastante carlor.  Al rededor de unos 23º, así que me temo que hoy toca sudar a lo bestia.

Cojo el bus y me voy hasta Las Arenas, llegando con más que tiempo suficiente para inscribirme y recoger mi dorsal, pasando por la tienda de Trirunners de mi amigo Rami, pero me dice que mejor hable con los responsables de la página que lleva las inscripciones.  Así lo hago y por fin tengo en mis manos el dorsal para la carrera.

Bonito número.
Foto antes de empezar a calentar.
Doy unas vueltas por la zona y me empiezo a encontrar con los amigos habituales que me suelo encontrar en las carreras.

Con mis amigos Daniel y Mitxel que son majísimos.
Aquí con algunos amigos más como Rubén,
Iratxe, Egoitz y el de verde que no me acuerdo
cómo se llama, jajaja....
Con mi compañero Jeru.
Llega la hora de la carrera y nos llaman a todos a la zona de salida y meta, pero luego nos indican que salgamos a la carretera general porque en realidad se sale desde allí.  Así lo hacemos y tras algunos minutos de impaciencia dan la salida.
Salgo con todo el grueso del pelotón y al principio el ritmo es frenético, jajaja.... Para no variar, claro!!

La distancia de los 10 km.  se hace en un circuito cerrado de aproximadamente 3,3km la vuelta.  Así que por lo tanto tenemos que dar 3 vueltas.

Se sale desde la carretera de la Avda. de Las Arenas que se recorre durante unos 300 m. para después incorporarnos a la Avda. Zugazarte corriendo a lo largo de 1,2 km hasta llegar a un desvío que va hacia la carretera que se dirige hacia el Puerto deportivo de Getxo, aunque no hay que ir en esa dirección sino girar 180º y volver hacia el Puente Colgante volviendo por el bidegorri (carril bici) del paseo marítimo o muelle de Las Arenas hasta llegar a la altura del Muelle Churruca cuando ya se cumplen los 3,04 km. para girar seguido hacia la izquierda y continuar por el muelle de Evaristo Churruca hasta pasar de nuevo bajo el arco de meta situado en la plaza del Puente.

En la primera vuelta todavía disfrutaba, jajaja....
Saludando a mi amigo Ignacio.
La primera vuelta la realizo en 14' 41" y tengo un sofoco más que considerable.  Mis amigos Ignacio, Javier y Estrella me comunican cada uno por un sitio diferente de que voy en segunda posición de chichas.  Me sorprendo e intento mantener un ritmo bueno para que no me pasen muchos corredores, pero sobre todo alguna chica, jajaja...

En la segunda vuelta empiezo a acusar la dificultad para respirar.  Al principio pienso que puede ser alguna flema con lo que me pongo a carraspear para ver si se suelta y libera la entrada del aire.  No lo consigo y entonces empiezo a pensar en que puede ser el bocio ya que al intentar coger aire, el ruido que oigo no me gusta nada y además no lo había oído ni sentido vibrar tan fuerte en mi esófago.  Me pasa alguna corredora y veo que voy perdiendo fuelle.

Me empiezo a agobiar bastante, ya que no puedo mantener el ritmo y tengo que bajar un poco por miedo a que la falta de aire me afecte más seriamente de lo que ya me estaba afectando.

Continuo la carrera, pero pensando en que si en un momento dado me veo con mucha falta de aire, parar y abandonar.  Me dan ganas hasta de llorar de la rabia porque yo quería hacer esta carrera para obligarme un poco a correr a ritmo más rápido ya que en los entrenos no consigo apenas bajar de los 5min/km.

Saludo a mi amigo Javi.
Aquí ya voy bastante preocupada.
Acabando la segunda vuelta.
En la última y tercera vuelta ya el sufrimiento y el agobio es máximo.   Voy muy congestionada no solo por el calor reinante sino porque el ruido ronco de mi garganta es cada vez más sonoro y evidente.   Hago todo el circuito intentando calmarme y pensar en llegar a meta aunque sea andando si se da el caso de tener que parar.  Me pasan dos corredoras más, así que calculo que voy 5ª de momento.

Voy avanzando y mis amigos Ignacio y Javi que están por dispersos por el recorrido me iban sacando varias fotos en cada vuelta.  Eso se lo agradezco enormemente, la verdad.  Pero yo cada vez voy con el rictus más serio y ya no sonrío apenas cada vez que paso por al lado de ellos.  Voy fastidiada y tengo que reservarme para el final de carrera.

Consigo ir acabando la última vuelta y a falta de algo más de 400 m. empiezo a oir unos pasos rápidos y muy seguidos.   Pienso que puede ser una chica, pero no me quiero agobiar y solo aprieto un poquito más la zancada, pero al final mirando de reojo veo que sí que es una chica la que me quiere pasar.  Intento acelerar y así lo hago pero por lo que sea, ella con su pasito más menudo me da alcance y a 50 m. de meta aproximadamente me rebasa y entra antes que yo.

Aquí voy a punto de "petar".
¡¡Qué ganas de acabar!!
¡¡Qué sofoquina por Dios!!
¡¡Por fin acabo, qué sufrimiento para 10 km!!
Llego a meta con mucho sufrimiento y seguido me vienen amigos y amigas a saludar y felicitarme. También viene la chica que me había rebasado para decirme que le había costado muchísimo pasarme, que no creía que lo iba a conseguir.   Yo todavía intentando respirar hondo para relajar el ritmo cardiaco la felicito y luego también viene mi compañero Jeru a felicitarme y a ver qué tal me había ido.  

Rompo a llorar.  Últimamente estoy que lo tiro.  Al final me van a llamar la "llorona de Sope" porque si no es por una cosa es por otra pero al final acabo con unos lagrimones de aúpa ya sea por alegría, por sufrimiento o por desesperación.

En este caso concreto han sido por sufrimiento porque lo he pasado muy mal desde la segunda vuelta al circuito por el estorbo que me ha producido el bocio y que voy a tener que analizar porque si no, esto de correr se va a convertir en una agonía tras otra.

En meta nos dan bebida y unos vasos de tamaño bastante grande con trozos de frutas variadas que me sienta fenomenal y me hace recuperarme poco a poco la ansiedad y angustias vividas.  Bebo bien de agua e incluso repito cubilete de frutas mientras descanso.  Me encuentro con mi amigo Danen y me dice para sacarnos una foto.   Luego también con mi compañero Jeru.

Con mi amigo Danen, habitual de las carreras.
Con Danen y Jeru, compañero de club.
Algunos me dicen que seguro que subo a podio en veteranas.  Yo no lo sabía, pero me quedo por allí a ver a mis amigos que sí que han hecho podio.

Van llamando por categorías y cuando llegan a veteranas B (+45 años) van y me nombran.  Voy para el podio pensando que seguramente sea la única veterana de más de 45 años que haya corrido y me dan un trofeo.

Sorprendentemente quedo 1ª veterana de más de 45 años.
Bueno, al final contenta con mi trofeo.
Luego, una vez despedida de todos los amigos, ya me dispongo a irme a casa en el autobús de línea.

Trofeo.
Una vez en casa y vista la clasificación oficial veo que he quedado en la clasificación general en el puesto 141º de 263 corredo@s;  6ª de 38 en la categoría general femenina y 1ª de 4 en la clasificación Veteranas B (+45 años).   Así que al final contenta aunque he tenido que sufrir mucho.

Track de la Carrera del Puente Colgante de Bizkaia.

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Por si no tenía poco con el sufrimiento de la mañana, a la tarde me voy a Ortuella a correr la crono-escalada a la que estaba apuntada hacía ya un tiempo.

Cartel.
La carrera comienza a las 18 horas.  Vamos a salir por orden de dorsal y cada 20 segundos. Yo tengo el 3, así que tengo que estar atenta para que no se me pase el turno. También nos dan una camiseta técnica conmemorativa muy bonita cuando recojo el dorsal.

Ya tengo mi dorsal. Estoy dispuesta.
Camiseta conmemorativa.
Allí me encuentro con unos cuantos amigos y nos hacemos algunas fotos para el recuerdo.
Con mi amiga Montse con la que me llevo fenomenal.
Con Montse y Edu, contrincantes y sin embargo amigos en las carreras.
Caliento un poco por los alrededores de la zona de salida que está situada en el Colegio Infantil Ortxataga.

También me da tiempo para charlar con algun@s amig@s y a sacarnos alguna foto previa a la carrera.
Con mis amigos Enekoitz y Andrea.
Con mi amigo Rubén, que también hizo doblete como yo.
Se acerca la hora y dan la salida al primer corredor, luego al segundo, ¡¡ya me toca!!   Uf, tengo un poco de nervios pues acordándome de lo mal que lo he pasado a la mañana en la carrera del Puente Colgante, no puedo evitar el pensar que me pueda pasar lo mismo con respecto al tema de la falta de aire al hacer el esfuerzo.

Me pongo en línea de salida.   Me dan la salida y salgo rápida, pero enseguida empieza la primera cuesta y avanzo a paso rítmico y corto para no forzar mucho durante 150 metros en los cuales las piernas cogen un calor exagerado.

Voy sudando como una sauna viviente, jajaja.... Llega un recodo hacia la izquierda y seguido hacia la derecha para afrontar una cuesta aún más pronunciada en la carretera que sube por Mendialde Etxetaldea.

Tomo la segunda rampa con más calma todavía que la primera a ver la inclinación que tiene tan acusada.  Aquí sí que tengo que bajar el ritmo bastante si no quiero morir en el camino.  300 metros de dura subida, pero que al final supero medianamente bien.

Una vez superada esta segunda rampa, se gira unos 60º hacia la izquierda y ahora es cuando viene un falso llano que pasa junto a un área recreativa, el colegio de educación primaria y el Barracón. Por aquí se transcurre al rededor de unos 500 metros y se puede acelerar el ritmo bastante, así que me pongo a ello y consigo correr a 4 y pico.

Una vez pasada esta zona de "descanso"  relativo, toca afrontar la última subida hacia la zona denominada Eskurto, que se encuentra en un alto con un parque desde el que hay unas bonitas vistas del entorno.

¡¡Último esfuerzo!!  Voy bastante bien a pesar del esfuerzo.  Voy sufriendo lo justo y necesario y no más de la cuenta.  Me alegro para mis adentros y me digo:   "¡¡Venga Yolan, que sólo son unos pocos metros más!!".

Comienzo a subir por la cuesta a un ritmo de 7:50 oscilando hacia arriba y hacia abajo en algunos momentos y llego a meta cuando se cumple los 7' 16" en mi reloj Garmin.

Muy contenta con haber podido finalizar esta carrera explosiva y a la vez dura por el desnivel acumulado en tan poca distancia.  Me ha parecido diferente y bonita para probarse a uno mismo.

Me dan una bolsa de corredor con yogures, agua, zumos y barritas energéticas y me quedo por allí esperando a l@s amig@s para sacarles fotos en ese último repecho.

Tras acabar tod@s  l@s  corredor@s, bajo con mis amigos Ruben, Edu, Montse, Andrea y Enekoitz hacia la zona de salida para informarnos de los tiempos que habíamos hecho todos y ver qué clasificación definitiva quedaba.

Hay un poco de lío con la clasificación, pues los nombres bailan hacia arriba o hacia abajo depende qué baremo se tenga en cuenta a la hora de clasificar, pero al final la clasificación queda cerrada tras algunas dudas.

A parte de los trofeos, a los primeros de cada categoría les iban a regalar unos relojes gps muy chulos.
Regalos para los primeros clasificados de la categoría absoluta.

Van llamando primero a las categorías infantiles y les dan sus merecidos trofeos.  Luego toca la categoría general femenina y empiezan por el puesto 3º y llaman a una chica que se acerca y coge su trofeo.  Luego me llaman a mí y cuando estoy allí con ellos, me dicen que no, que se han equivocado, que no soy segunda.  ¡¡Ya me extrañaba a mí!!  Le llaman a mi amiga Andrea que sí que es la 2ª clasificada y le dan su trofeo y por último llaman a mi amiga Montse para darle el trofeo a su 1ª posición.
Podio femenino.  Ahí falto yo, jajaja....

Dan los trofeos de los chicos.  Fotos por aquí y por allá de los dos podios.

Podio masculino.

Al de unos minutos me viene el hijo del presidente con unas hojas en la mano y me aparta un poco de donde estaba yo hablando con mis amigos y me dice todo apurado que se acaban de dar cuenta de que se me habían saltado mi tercer puesto y que mi trofeo se lo habían dado a la cuarta clasificada. Yo me quedo estupefacta y sin saber que decirle, pero al final se suelto: "Bueno, estas cosas pueden pasar".

Entonces me comenta el chico que lo que no querían era coger y quitarle el trofeo a la que se lo habían dado, allí delante de todo el mundo, porque quedaría bastante feo el gesto.  Que no me preocupase, que iban a encargar otro trofeo para entregármelo como me correspondía.  Así que le tranquilicé y le dije que de acuerdo, que estaría a la espera.

Clasificación absoluta:

Clasificación absoluta femenina:


Track I Cronoescalada Ortuella.

Así acabó este sábado loco de carreras, jajajaja...

Próxima batalla:  Apuko Km Vertical.   ¡¡¡Nos vemos!!!

lunes, 22 de septiembre de 2014

III MELLO SARIA LASTERKETA (14/9/2014)

Desde que se creó esta carrera hace 2 años, he pasado por todas las fases naturales desde que me metí, por decirlo de alguna manera, en el mundo del trail running.  

El primer año fui a Muskiz a la Mello Saria como simple espectadora, animadora y reportera gráfica por mi cuenta en un día en que precísamente no hacía demasiado buen tiempo.  Había llovido días antes y el mismo día de la carrera también llovió, así que no me adentré mucho en el monte a la hora de sacar las fotos.   Las primeras las saqué en una campa que hay después de la primera zona de hormigón que hay que salvar saliendo de la plaza de San Juan de Muskiz y después de sacar a todos los corredores en esa zona me fui a la zona última de la carrera pero también metida en el monte, llamada "La Glorieta"  donde ya me pude explayar mejor con las fotos al venir los corredores más espaciados unos de otros.


El segundo año que se celebró, en el 2013, me decidí por fin a participar en la marcha de montaña ya que la curiosidad de saber si sería capaz de hacer todo el recorrido me tenía intrigada.  Así que me apunté y la verdad es que disfruté muchísimo de todo el recorrido parándome donde me apetecía para sacarme fotos incluso.























Así que este año tocaba ya decidirse a ir a por la carrera, que en esta ocasión la han alargado 3 km de más y metido más desnivel con zonas de cortafuegos muy empinadas para el disfrute-sufrimiento de los participantes tanto en la modalidad carrera como marcha.

Llega el día de la carrera y como habitualmente desayuno en condiciones y ya teniendo el equipaje preparado desde el día anterior, hago toda la rutina como siempre.

Desayuno típico pre-carrera.
Equipaje listo.
A las 8:30 salgo de casa con bien de tiempo para llegar a Muskiz y aparcar el coche lo más cerca de la Parque de San Juan, punto de inicio y final del evento deportivo.

Una vez llegada al destino voy a por mi dorsal.  Me dan el número 6.  Vuelvo al coche para colocarlo en el cinturón portadorsales y allí ya me empiezo a encontrar con conocidos, amigos y  compañeros de club con los que charlo tranquílamente.

Luego cojo la mochila y la llevo al frontón para dejarla en la consigna y allí también me encuentro con Txus Romón, que es el precursor de esta carrera y charlo un ratito con él y me saco unas fotos también para no variar.

Encuentro alegre con Txus Romón.
Compañeros de mi club Ertza Mendi Kluba Miribillako Otsoak empiezan a aparecer. Somos bastantes los que vamos a participar en la carrera y también algunos que irán a la marcha de montaña.

Parte de la representación de Ertza Miribillako Otsoak.  Los que faltan estaban calentando motores, jajaja...
Con miembros de mi equipo y con amigos de Lezama, Zamudio y Bilbao (los kinkis), jajajaja...
También me encuentro y de sorpresa con Zigor Iturrieta Ruiz además de la mujer de Txus, con los que me hago también una foto.

Con Zigor Iturrieta y la mujer de Txus.
Con el crack de Zigor Iturrieta.
Con mi amigo Javi.
Fotos por aquí y por allá y poco a poco se va acercando la hora de salida.  Me voy a calentar un poco las piernas, pero saliendo el día tan bueno que ha salido, intuyo que mucho calentamiento no me va a hacer falta.  Aún así doy algunos trotes por las inmediaciones y me encuentro sorpresivamente con mi amigo Xabier G. al cual abrazo y saludo alegremente, charlando un ratito con él y deseándole muy buena suerte, aunque le digo que le veo finísimo y muy fuerte al mismo tiempo así que seguramente que esté en los primeros puestos.

A falta de 5 minutos para la salida, que era a las 10:00 nos dirigimos todos hacia el arco de salida y nos vamos colocando.  Yo me pongo en segunda línea para la foto y luego voy un poco hacia atrás, aunque como estaban tod@s los corredores ya bastante apretujados no pude retroceder mucho.

Con puntualidad británica dan la salida y vamos saliendo tod@s l@s corredores al ritmo de una música alegre.

Momentazo de la salida.
Trazado del recorrido.
Pasamos el parque que está junto al frontón y cruzamos una carretera que nos enfila hacia una pista de hormigón.

Seguido de esta pista, giramos a la derecha para meternos ya en terreno de montaña y lo primero que nos encontramos fue una pala de campa con verde hierba aunque el suelo está muy seco pues lleva sin llover bastantes días y además el viento sur ha acompañado.

Tras pasar un vallado, entramos en un sendero estrecho en el que nos apelotonamos todos un poco y serpenteamos hacia la primera cima del recorrido.  El Pico Ramos.  


Esta primera pala me la tomo con relativa tranquilidad ya que todavía queda muchos kilómetros por delante y no es plan de quemar muchos cartuchos nada más empezar, jajaja....


Una vez en la cima del monte mencionado, iniciamos el descenso hasta Pobeña con zancada alegre y decidida, pudiendo disfrutar del paisaje cada vez que levantaba la vista del terreno hasta llegar al primer avituallamiento.   Justo antes de llegar a él, un fotógrafo nos retrata.


Seguidamente vamos en busca de la segunda cima del recorrido llamada El Haba, un pequeño monte al cual llego tras recorrer poco más de 6 kilómetros.


Volvemos a descender hacia el barrio de La Cadena y tras cruzar la carretera N-634 se inicia el ascenso por una buena rampa que nos lleva a la zona conocida como Carrascal en la que se encuentra el segundo avituallamiento y después nos topamos con una sinuosa subida a otra zona conocida como La Brecha para desde allí ir hacia la cima del monte Peña Toro.


La verdad es que las piernas ya se empiezan a poner a tono tras sobrepasar los 10 kilómetros aproximadamente pero de momento no hay ningún signo preocupante por el que alertarse.


La carrera se dirige hacia la zona llamada Posadero y desde este punto se inicia la subida a la cima más alta y emblemática del recorrido. El Mello de 626 m.  Allí sí que paré unos instantes para pedirles a unos marchistas que me sacasen una foto con el móvil, jajaja... Y así de paso descansaba un ratillo.


Cima del Mello.
Este año han  cambiado el avituallamiento de esta cima hacia un poco más adelante pero como iba bien hidratada, pues tampoco me he preocupado mucho, pero pensando que en el siguiente iba a comer plátanos, naranjas o lo que hubiese allí para reponer un poco de energías.

Se baja ahora a la zona denominada El Llangón, una zona técnica y con gran inclinación que requiere una pericia adecuada para no caer rodando o de mala manera ya que hay piedras que adornan y dificultan la bajada sobremanera.  Allí, el año pasado, hice un tapón de la leche a todos los corredores que venían embalados, jajaja....  Así que este año he ido preparada con unos guantes de ciclismo con la palma de cuero para que resista el roce o deslice por la mencionada cuerda.

En un momento determinado me encuentro con mi amiga Yolita y su marido, que me saca unas fotos sobre la marcha mientras me animan a grito pelado, jajaja.... Les saludo con la mano y sigo mi camino, aunque me da un poco cosa no haberme parado a darles unos besos.

En algún punto kilométrico (1). 
En algún punto kilométrico (2).

En algún punto kilométrico (3).
En algún punto kilométrico (4).
Llega el momento de hacer la prueba de fuego y ver si soy capaz de bajar mucho más rápido que el año pasado por la zona técnica usando la cuerda que habían colocado los de la organización.  Cojo aire y digo para mis adentros "allá voy".   Me agarro fuertemente a la cuerda y me pongo a bajar de espaldas a la pendiente haciendo una especie de rápel deslizando mis manos sobre la soga de un grosor medio.

A la vez, en ese momento bajan más corredores y uno de ellos por bajar por el otro lateral llega un momento en el que va y se tropieza y por no caer hacia adelante hace un gesto raro y al final consigue caerse de culo sobre el duro perfil de la pendiente.  

Varios de los que íbamos por allí, le preguntamos a ver si está bien y nos dice que más o menos.  Le cuesta levantarse pero al final lo hace y desde este mismo punto me uno a él en el recorrido y vamos hablando animadamente.  Dice que ya sabe quién soy, la que hace fotos en carreras, jajajaja....  Y yo le digo que yo también sé quién es él,  un corredor del club deportivo Muñatones de Muskiz, jajaja...
trotamos juntos, unas veces yo delante y otras veces él. La verdad es que parece que se ha quedado un poco tocado del golpe que se ha dado hace ya unos momentos.

Y por si no hubiésemos sufrido poco hasta ese momento, ahora llega la zona nueva incorporada que nos lleva a Montellano siguiendo el descenso hacia Pozo Vinagre (antígüo lavadero de mineral) y volviendo a Montellano de nuevo haciendo un bucle en el recorrido para ir hacia el Área recreativa de Rebortun donde nos encontramos gente preparando las barbacoas para comer allí.

Yo que los veo, empiezo a gritar a ver si me dan aunque sea unas aceitunas para ir levantando la moral y la energía física que ya llevaba más de 22 kilómetros en las patas y además era ya la hora del aperitivo, pero nadie me hizo caso y me fui muy triste de allí.

Allí me encuentro con mi amigo Iñaki y su mujer Edurne que estaban atascados en ese punto, pues ella estaba muy cansada y pasando mucho calor.  Yo los animo y les digo que allí no se pueden quedar con el calor que hace.  

Empiezo a subir a pulso y de repente me doy cuenta de que allí habían puesto otra cuerda para facilitar la subida y veo que  más arriba están unos hombre remolcando a una chica.  Cuando acaban se dan la vuelta para marcharse y les grito desesperada para que no dejen la cuerda allí arriba amontonada y que la tiren hacia abajo.

Lo hacen, y entonces me agarro como puedo a la soga y subo bastante bien.  Sigo trotando con bastante cansancio acumulado ya en las piernas pero pienso que ya queda menos y que habrá que seguir sufriendo un poco más hasta acabar la carrera.

Peña Korbera.
Llega el momento de subir a Peña Korbera  que se hace ya muy pesada y después vuelta a descendir hacia El Campon de Cerro, descendiendo a la Cañada de los Ríos donde me encuentro con un miembro de mi equipo, Richard, que ya me acompaña hasta meta pasando antes por La Glorieta cuando se cumplía el kilómetro 28 por mi reloj Garmin y llegando a la Plaza de San Juan de Muskiz cuando se cumplía 4h 28'.

Llegada a meta con Richard.

Me dan mi bolsa de corredor y mi mochila y me voy a duchar.  Tras acabar de asearme recibo la llamada de Aitor, un compañero de equipo que me dicen que están en un bar de la zona esperándome para tomar algo y celebrar que nuestra compañera Sandra Sevillano ha ganado la carrera antes de ir para casa.

Testigos de la carrera.

Me reúno con todos y allí charlamos, comemos, bebemos y echamos risas, contando cómo nos ha ido a cada uno durante el recorrido.  Poco después llegarían Iñaki y Edurne y se unirían a todos.   Nos dan más de las 5 de la tarde y al final la gente empieza ya a desfilar hacia sus casas.

¡¡¡Qué hambre tengoooo!!!
Reunión con los compis de equipo.






Llegada triunfal de Edurne e Iñaki.

Momento de relax y risas.
A algunos no los pillo infragantis ni a tiros, jajaja...
Recapitulando la carrera.
Iñaki y Edurne contando su periplo.