domingo, 29 de diciembre de 2013

2º Entreno San Silvestre de Rekalde con S.D. Korrikazaleak. (28/12/2013)

Hoy he vuelto a disfrutar de un buen entreno con los amigos de S.D. Korrikazaleak por el recorrido oficial de la carrera de San Silvestre que se celebrará el próximo 31 de diciembre del año presente.

La mañana ha sido bastante menos fría que en el 1er entreno del pasado día 21, así que hoy me he decidido a ir en manga corta no sin antes abrigarme por debajo del niki con una primera capa de camiseta térmica por si las moscas.

Hoy nos hemos reunido 13 personas y luego un poco más adelante se nos han incorporado algunos más.


El ambiente, fenomenal, como siempre y el entreno muy entretenido, ya que hemos tenido que sortear a coches y peatones, jajaja...

Pero aún así, lo hemos pasado muy bien y las sensaciones personales bastante buenas.  Así que al final han salido casi 10 km en una hora excasa.

Una vez finalizado el entreno, nos hemos sacado otra foto para el recuerdo y todos para casa contentos y con los deberes hechos.


miércoles, 25 de diciembre de 2013

Entreno Navideño con Jesus Beamonte e Iñaki Aristegi (25/12/2013)

Después de celebrar la Noche Buena de este año 2013, con sus excesos culinarios incluidos, hoy a la mañana he recibido un wassap en un grupo en el que estoy incluida, donde mi estimado amigo Jesus Beamonte proponía un entreno suave para bajar las calorías ingeridas en la noche anterior.

Yo, la verdad, es que tenía pensado hacer un pequeño entreno de unos 8 o 10 kilómetros en asfalto, pues ayer llovió con ganas al final del día y me daba un poco pereza ir a correr al monte.  Pero al preguntarle por la hora y si el entreno era en asfalto o monte, la respuesta ha sido que por supuesto en monte, jajaja.... ¡¡¡No sé porqué lo dudaba!!!

Total, que he quedado con Jesus en su portal, ya que vive muy cerca mio, y allí también se ha presentado Iñaki, otro amigo del facebook y vecino de Sopelana.

Nos hemos metido al cordal de Munarrikolanda recorriéndolo todo lo largo que es de norte a sur aproximadamente durante unos 5 kilómetros, hasta salir a la carretera de Unbe que va hacia Bilbao desde el alto de Erandio para recorrerla durante un kilómetro más o menos y volvernos a incorporar a terreno natural.

Una vez en Unbe, nos hemos desviado hacia una zona de senderos muy bonita y muy corrible para disfrutar de zonas de bosque frondoso en toda su plenitud.

Disfrutando de los senderos.

¡¡Esto de decir "putxi el último" da unos resultados..!!

Nos hemos hecho algunas fotos por el transcurso del camino, como por ejemplo en el buzón de Munarrikolanda y ya de vuelta nos hemos encontrado por el camino con Roberto Garay con el que hemos estado charlando un ratito y yo aprovechando para coger aire y bajar pulsaciones, que aunque no llevaba pulsómetro puesto, notaba que necesitaba parar un poco para reponerme, jajaja....

"Charleta"  de recuperación para mí, jajajaja....

Luego le hemos dejado marchar a Roberto y hemos seguido con nuestro entreno de vuelta al punto de inicio por el mismo cordal de Munarrikolanda por donde habíamos hecho la ida hacia Unbe.

Preparando la cámara para la foto de grupo.

Foto en el buzón de Munarrikolanda.

Cima del Munarrikolanda.
Una mañana muy divertida y provechosa con buena compañía para ir acabando el año con buenas sensaciones.





II AMURRIO HERRI LASTERKETA (22/12/2013)

Se está finiquitando el año 2013 y yo sigo participando en carreras para ir sumando experiencias gratificantes y positivas en mi vida.   

Esta ha sido mi 19ª carrera del año y no ha estado exenta de algo de sufrimiento pero como todo suma, la doy por buena para intentar seguir mejorando en el futuro.

En esta carrera de asfalto también se ha apuntado mi marido, así que hemos ido juntos a Amurrio bien temprano para buscar un buen sitio donde aparcar.

La mañana ha salido con nubes y claros, pero no hacía un frío exagerado.  Unos 8º al llegar a Amurrio a las 10:40 de la mañana.

Hemos ido a recoger los dorsales y seguido nos hemos metido al Batzoki a tomar un café mientras nos colocábamos los número en nuestros nikis.

Luego hemos dado una vuelta por la zona de salida y llegada y he saludado a algunos amigos del facebook, presentándoles a mi marido.
¡¡¡Preparada!!!
Cuando eran las 11:35 hemos vuelto al coche a dejar la sudadera y yo mi chamarra para quedarnos ya con el equipaje definitivo para la carrera.

Luego hemos dado unas cuantas vueltas por las inmediaciones del pueblo para ir calentando las piernas he ir cogiendo un poco de ritmo para la hora de la salida.  En esos momentos he estado calentando y con unas pulsaciones de 110-120 ppm.

Cuando ya faltaba unos 10 minutos para que dieran la salida, nos han llamado por megafonía a todos los atletas para que nos colocásemos en la zona de inicio de la carrera y así lo hemos hecho.  Tras dar una serie de indicaciones a las 11:03 h. ha dado comienzo la II Amurrio Herri Lasterketa.

Yo he salido con la intención de hacer una carrera de menos a más pero sin agobiarme pues me habían comentado algunos amigos que tenía varias subidas y bajadas por todo el recorrido, lo cual quería decir que era un poco rompe-piernas, jajajaja....

Los primeros 400 m. aproximadamente los hemos hecho haciendo una pequeña vuelta alrededor del Ayuntamiento y posterior frontón del pueblo para luego dirigirnos a Mendiko Auzoa y pasar por el parque del pueblo y volviendo por la c/Araia hacia el Barrio Aldaiturriaga en un contínuo sube y baja llegando a la zona donde se encuentra la Estación de Cercanías de Renfe para a continuación bajar por la c/Elexondo y volver a pasar bajo el arco de salida cuando se cumplía prácticamente el minuto 12 en mi reloj Garmin concluyendo así la primera vuelta grande del recorrido que a pesar de los contínuos sube y baja no se me ha hecho especialmente pesado.


¡¡Cómo me lo paso en las carreras!!
En el transcurso de las segunda vuelta grande he empezado a notar como que me pesaban las piernas y que cada vez me costaba más hacer las subidas, intentando en las bajadas estirar al máximo las piernas para descargarlas y coger algo de aire, llegando a concluir esta vuelta en un tiempo de 22' 42".

Para la tercera vuelta, me he mentalizado de sufrir bastante más ya que sabiendo como era el trazado y dónde me iba a encontrar las tan temidas cuestas arriba, sabía que el ritmo no iba a ser como en la primera, pero aún así me he centrado en correr y en pensar en acabar la carrera, que es realmente mi único objetivo más allá de intentar hacer una marca o pasar de largo a los corredores que me precedían.
¡¡Primera vuelta completada!!

Yo no me iba dando cuenta, pero había tramos en los que he corrido en torno a los 4:10min/km, que serían las cuestas abajo, claro, jajaja...  Pero al llegar a meta, he parado el reloj-pulsómetro y lo he mirado pensando en un tiempo superior a los 40 minutos y mi sorpresa ha sido que he visto reflejado en su pantalla un tiempo de 33' 41" al finalizar la carrera.  Por un momento he pensado que en alguna parte de la carrera el gps no ha funcionado y que por eso me daba ese tiempo tan extraño para mí, teniendo en cuenta lo mal que me he visto sobre todo en la última vuelta sufriendo como un perrillo desvalido.
¡¡¡¡Ya me queda menos para llegar!!!!

Último esfuerzo y sufrimiento.

Contenta de acabar la carrera pero totalmente fusilada de cansancio.

Me voy a la zona de avituallamiento y me dan una bolsa muy chula y unos calcetines de la marca KON y me acerco a coger unos cacahuetes salados y unas galletitas saladas, que era lo que más me pedía el cuerpo, aunque también había yogures de comer y de beber, pero dulce no me apetecía, la verdad.  Una Coca Cola y me he encontrado con mi marido que ya había llegado.  Le he comentado que el reloj debía tener algún fallo porque no era normal lo que me había dado de tiempo total en carrera.  Lo hemos mirado en los detalles y resulta que me marcaba un ritmo medio el kilómetro de 4:55, con lo cual he flipado a colorines. ¿Cómo puede ser que pensando que iba relativamente lenta en prácticamente la segunda mitad de de la carrera y con malas sensaciones me diese ese tiempo total y esa media?  Eso es un misterio que ahí se quedará.

Al final, a pesar de las raras y malas sensaciones he conseguido acabar la carrera que era mi objetivo y con un sorprendente tiempo que no me esperaba, así que debo estar contenta.  Una muesca más para mi pequeño historial deportivo.

Con mi amigo Jon Lozano.

Con mi amigo Mikel Idirin.

Con mis amigos Unai Saenz y Juanjo Otaola.
 Tiempo oficial:  33:49 y puesto 173 de la clasificación general de un total de 267 corredores.

http://connect.garmin.com/activity/418334032

Hoy peso: 59,2 kg.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Entreno San Silvestre de Rekalde con S.D. Korrikazaleak (21/12/2013)

Hoy he participado en un entrenamiento organizado por mis amigos de la Sociedad Deportiva Korrikazaleak de Rekalde por parte del recorrido de de lo que será la 12ª edición de la carrera de San Silvestre que se celebrará como tradicionalmente se viene haciendo, el 31 de diciembre a las 16:30 horas.

Después de desayunar bien, he salido de casa con tiempo suficiente para coger el metro que me llevaría hasta Indautxu y de allí subir hacia Rekalde para llegar a la Avda. del Ferrocarril, 7 en cuya dirección se encuentra la tienda de deportes Kirol Avenue Errea y punto de salida de este entrenamiento.

He llegado a las 9:40 y me he dedicado a dar vueltas por el entorno para no enfriarme pues en esos momentos hacía la nada despreciable temperatura de 3º.  Y menos mal que lucía el sol, que sino, seguramente hubiesen sido menos los grados que harían a esas horas.

Ha ido llegando gente poco a poco y al final, cuando faltaba muy poco para las 10 de la mañana, ya nos habíamos reunido 17 locos del running para disfrutar del entreno mañanero. 
Cuadrilla bien avenida del entreno de hoy.

Hemos salido a ritmo trotón de la Avda. del Ferrocarril hacia la c/Gordoniz pero enseguida nos hemos desviado hacia el Parque de Amezola para atravesarlo e ir callejeando hacia la zona de Eskurtze pasando cerca del instituto para luego incorporarnos a la c/Medina de Pomar y girando desde la c/Arene meternos al Parque Eskurtze, atravesándolo también a un ritmo tranquilo y nada estresante.

Después nos hemos incorporado a la c/Doctor Días Enparanza bajando suavemente por su calle y a ritmo alegre.  

El grupo ha ido fluctuando de atrás a delante y viceversa y el ritmo al que íbamos daba de sobra para poder conversar por el camino sin ahogos de por medio para nadie.  Así que daba gusto poder correr a la vez que ir charlando con unos y con otros.

Luego, hemos tenido otra pequeña subida por la c/Biarritz hasta llegar a la c/Villabaso Camilo, desde donde hemos vuelto a encontrarnos con otra bajada por la c/León de Uruñuela bordeando una rotonda y girando hacia la derecha, entrando en la c/Esperanto y cruzando un campo de fútbol de cemento llegando a la Plaza Rekalde y volviendo a subir por la c/Gordoniz para hacer el camino inverso por la rotonda que antes habíamos dejado atrás.

A la altura del kilómetro 6,7 entrábamos en la c/Urkiola, atravesando otro parque de la zona y metiéndonos por la c/Pablo Alzola, cruzando la ancha calle de Autonomía y correr un tramo a lo largo de ella para volver a incorporarnos por última vez a la c/Gordoniz en última cuesta arriba para llegar al punto de inicio de este entreno cuando se cumplía prácticamente el kilómetro 8.

Después, ya que estaba en Bilbao, no me he podido resistir a hacer un avituallamiento "Santotomasero" y me he comprado un pintxo de chorizo y un txakoli para recuperar las sales minerales perdidas durante el entreno, jajajaja....  ¡¡¡¡Me ha sabido a gloria bendita!!!!

A punto de hincarle el diente al pintxo de chorizo.
Bonita experiencia que he disfrutado mucho hoy con toda la compañía que he llevado de amigos y conocidos y algún nuevo amigo que haré en el futuro seguramente.

Gracias a la S.D. Korrikazaleak de Rekalde por invitarme a este entreno en el que lo he pasado divinamente.


viernes, 20 de diciembre de 2013

Participación en el Reto Solidario de EITB junto a Iker Karrera (19/12/2013)

Hoy, día 19 de diciembre me he embarcado en una experiencia muy bonita que se organiza desde la EITB en su Maratón Solidario por la donación e investigación de trasplantes en el que Iker Karrera Aranburu aportará su grano de arena con un reto que consiste en subir y bajar del Pagasarri continuadamente desde las 9 de la mañana hasta las 21 horas de la noche.

Lo mejor de todo, es que en la última subida hacia el Pagasarri, han invitado a todos los corredores que lo deseen, acompañarle en este reto.   Y yo, como este año estoy que lo tiro, pues me he apuntado a pesar de que las previsiones meteorológicas son bastante malas para la tarde noche por un frente frío que dejará nieve a unos 700 metros de altitud.   Pero eso no me iba a echar para atrás y aún así he decidido participar.
Aquí estoy con mis amigos Andeka, Iñigo, Ikar, Fernando y Jesus.
 He salido de casa con tiempo suficiente, pues tenía pensado llevar ropa de recambio para después de participar en el reto y así lo he hecho.  Me he llevado dos mochilas.  Una con lo que tenía previsto llevar conmigo en la carrera y otra con ropa para después que he podido dejar en las taquillas de la estación de autobuses de Termibus.

Seguidamente me he acercado a la sede de la EITB para ver qué se cocía por allí y me he encontrado con varios amigos con los que he estado charlando mientras esperábamos a que bajase Iker de su 6ª subida al Pagasarri.  Para no variar, han caído unas cuantas fotos, jajaja....  También estaba mi primo Felipe que ha ido para saludar a Iker Karrera y seguramente para apoyarme con su presencia, cosa que le agradezco enormemente.

Pasados unos momentos, se empieza a mover la gente de por allí porque comentan que ya estaba a punto de llegar Iker a la sede de la EITB.  Y efectivamente, ha aparecido por allí con un pequeño grupo de corredores que le acompañaban.  Les hemos recibido a todos, como se merecen, con aplausos y vítores de ánimo.

Luego, Iker, se ha retirado un poco para reponer fuerzas y en pocos minutos ya estaba dispuesto para salir a por la última subida al Pagasarri acompañado por todos los que estábamos allí ilusionados de poder correr con él mano a mano.

Momentos previos a la salida hacia el Pagasarri.
¡¡¡Estoy dispuesta a darlo todo por este reto!!!
A eso de las 19 horas, nos ha dicho Iker: "Venga, ¿salimos ya?"  y todos al unísono: "Sí" y hemos empezado a trotar suavemente desde EITB y yo como preveía que me iba a quedar descolgada enseguida, me he "pegado" literalmente a Iker Karrera para ir con él e intentar seguir su ritmo.  Le he dicho en plan risas que se apiadase un poco de mí, que era novata en este mundo y que había empezado este año y bla, bla, bla.... jajaja... El pobre hombre se reía por no llorar, jajaja....  ¡¡Ya habrá pensado!!  ¿de dónde ha salido ésta?, jajajaja....

Hemos subido por la calle de la Estación de Basurto todos en grupo y nos hemos desviado más adelante por la Estrada Masustegi en continuo ascenso suave, que de vez en cuando nos sorprendía con alguna buena rampa, aunque todavía no habíamos salido de la urbe, propiamente dicho.  En algunos tramos Iker ha andando aunque a paso ligero y con la zancada larga, jajaja... Y yo para no quedarme descolgada, a su lado codo con codo corriendo a pasitos pequeños por el grado de inclinación que estaba tomando ya la ruta.

Luego nos hemos adentrado por el barrio Caramelo y por allí, y tras saltar una valla de un cercado, nos hemos metido por fin en terreno natural por un estrecho sendero que cruzaba unas campas.

Cuando se cumplía el kilómetro 2 de trayecto, hemos salido del sendero y hemos subido por una pista de hormigón por la zona de Kobeta y tras unos 70 metros, nos hemos vuelto a meter al monte para continuar nuestra peculiar singladura.  

A estas alturas de trayecto, yo iba pensando que Iker me había hecho algo de caso en eso de aflojar un poco el paso, porque si no, no era normal que yo aguantase el ritmo que lleva él normalmente.  Iba disfrutando mucho de ir en grupo con mis amigos del facebook y del grandísimo corredor de Amezketa.

Una vez recorridos los 3 primeros kilómetros y entrar en el camino de Arraiz, mis sensaciones eran buenísimas.  Estaba que no me lo creía, pues seguía yendo en grupo e incluso pudiendo hablar sin agobiarme por coger aire.

El recorrido estaba muy bien, pues tenía mucha parte de pistas de monte, con lo cual correr se convertía en una auténtica gozada para mí.  Era muy chulo ver el movimiento de la luz de los frontales y todas nuestras siluetas al ritmo del tipi-tapa subiendo por el monte. 

A la altura del kilómetro 5 aproximadamente, y tras haber corrido en grupeta con todos, y a pesar de que iba hidratándome bien, a mi cuerpecillo le ha empezado a faltar un poco de chispa y me he empezado a quedar un poco atras, aunque no mucho.  No he sufrido por ello, pero ya me iba mentalizando de que no iba a llegar a hacer cima en el Pagasarri con todos a la vez porque intuía que me iba a descolgar mucho más de ellos en unos minutos.
Viendo que me iba quedando un poco descolgada, aproveché para sacarme esta foto.
Aquí se puede decir aquello de que soy una iluminada, jajaja...
Como veía que me iba a quedar muy descolgada, les he avisado a todos para que lo supiesen y que no pensasen que me hubiera extraviado por esos montes de Dios, jajaja...  Les he dicho que iba a ir un poco más suave y que les esperaba a la vuelta por la misma pista de ascenso.  Seguido, ya con la tranquilidad de no tener que seguirlos costase lo que costase, me he dedicado a disfrutar de la soledad de la noche y de los sonidos del viento y de los árboles zarandeándose.  Iba tranquila, sin agobios ni nada por el estilo, pues sabía que me los encontraría de nuevo por el mismo camino por el que estaba subiendo a paso ya mucho más suave e incluso sacando alguna foto.
Poquito a poco sigo subiendo en soledad por las pistas del Pagasarri.
Bilbao se veía precioso desde las alturas con todas sus luces y yo seguía trotando a mi aire por la pista hacia el Pagasarri, aunque ya no tenía ninguna referencia de las luces de los frontales de mis compañeros de ruta desde hacía unos 15 minutos.
De vez en cuando es bueno pararse y observar lo que dejamos atrás.
Más adelante, y seguido de girar hacia la izquierda por la pista, decidí caminar un poco y tomarme aquella soledad con tranquilidad y probándome a mí misma en el tema de los miedos y angustias que me da la noche en un lugar como un monte.  Para el resto de lugares no tengo problema, ¿eh?  Que no se piense nadie que soy una acongojada de la noche, jajajaja.....

Cuando llego al punto kilométrico 6,84 de mi Garmin, la luz de mi frontal a pesar de que no alumbraba demasiado, me dio una sorpresa a unos 20 metros de mí, pues levanté un poco la cabeza y vi dos resplandecientes lucecitas de color verde amarillento fijas en la oscuridad de la noche.  Paré en seco y afiné la vista para ver si era lo que parecía o era yo que me lo estaba imaginando, jajaja... Ya se sabe el dicho aquél que un día dijo el Dinio  de: "La noche me confunde", jajajaja....  Pero no, no me estaba confudiendo, la verdad es que allí había una vaca mirándome fijamente desde un lateral del camino.  En ese mismo momento dí por finalizada mi ascensión en solitario camino de la cima del Pagasarri y con mucho cuidado y sin hacer ruido ni aspavientos me dí la vuelta para empezar a bajar hasta una zona segura.
Creo que mi cara lo dice todo.  No estaba súper agobiada pero la presencia
de la vaca a unos pocas decenas de metros me tenía en alerta, jajaja....
Total, que mantengo la calma para lo que soy yo de escandalosa y bajo hasta el giro cerrado anterior por el que había subido, paro el cronómetro de mi reloj Garmin y me pego literalmente a un poste indicativo de las rutas posibles desde aquel punto.  Le mando un wassap a mi amigo Andeka que iba con el grupo y le digo dónde estoy mandádole la ubicación y una foto del poste que indicaba que quedaba poco más de un kilómetro hasta la cima del Pagasarri.
video

No hubo contestación, pero yo mantuve la calma.  También le mandé un mensaje a mi marido y otro a Pablo San Juan, para comentarles la situación en la que estaba, jajaja... Hasta me dio tiempo colgar un pequeño post en mi muro del facebook, jajaja...  ¡¡Había que entretenerse con algo!! 

Pasados unos 20 minutos parada y en intensa soledad, esperando a volver a ver a mis compañeros de ruta, empiezo a oir a lo lejos los pasos acelerados que vuelven hacia mí y las luces de los frontales bailando al ritmo.  ¡¡Qué alegría, me volvía a encontrar con todos de nuevo!!  Les dije a grito pelado que ya habían tardado en bajar, jajaja.... Y seguido me uní a ellos en rápida bajada.

Pero resultó que después de estar parada durante la espera, me quedé algo fría y cuando arranqué a correr pista abajo, me costó coger el ritmo y vi como se me iba alejando el grupo que bajaba a toda velocidad. Me tuve que "poner las pilas" porque sino, volvía a quedarme sola y eso ya no quería, jajaja... Aunque iba un poco distanciada no me permití dejar de ver las luces de los frontales de mis antecesores y apreté todo lo que pude el ritmo.  Había veces que me acercaba más y otras que me alejaba un poco pero conseguí ir tras ellos sin perdérlos de vista hasta que bajando del barrio Caramelo y trás un cruce de caminos me volví a quedar sola, pero solísima, jajajaja....  

Entonces, en ese momento, sí que me agobié bastante pues no sabía hacia dónde tirar.  Hacia la izquierda por un sendero o hacia la derecha hacia una carretera que tenía una valla para que no pasasen los coches.  ¡¡Gran duda!!  Empecé a dar voces preguntando para dónde tenía que ir pero no obtuve respuesta.  Yo creo que ya no me oían.  Al final miré hacia abajo e intuí que yendo por el sendero de la izquierda daría a una carretera que tenía una zona de aparcamientos y así lo hice.  Bajé y llegué a donde tenía pensado llegar. Pero desde allí, tampoco sabía si seguir carretera abajo o hacia un camino que se desviaba a la izquierda.  ¡¡¡Menudo agobio por Dios!!!  Estaba muchísimo más agobiada que cuando me quedé sola en medio del monte con la vaca haciéndome compañía, jajajaja....  Ahora me río, pero en esos momentos estaba enfadada conmigo misma por no tener aptitud ni facilidad de orientarme.  

Yo sólo sabía que tenía que bajar hacia San Mamés y de repente, como por arte de Birli y Birloque apareció un autobús, al cual no dudé en parar poniéndome delante de él a riesgo de que me atropellase. Le pregunté si para bajar a la zona de San Mamés iba bien por aquella carretera y me dijo que si bajaba por allí que llegaría a Basurto.  Entonces le dí las gracias y marché "pitando" para abajo, no fuese que se preocuparan por mi tardanza, jajajaja....

Enfilé la estrada de Masustegi y bajé todo lo rápida que pude hacia la urbe.  Cuando llegué todavía estaban allí todos o casi todos.  A Iker Karrera le estaban entrevistando los de la EITB por su reto y de repente aparecí yo toda tronificada y dando voces en plan "cantamañanas" y claro de repente la gente empezó a aplaudirme y a vitorearme, jajaja....  ¡¡¡Vaya manera de dar el cante!!!
video

Después conseguí hacerme una foto con Iker Karrera para el recuerdo y le dije que había supuesto para mí un lujo y un honor acompañarlo aunque sea sólo en parte en ese reto.  Me dio las gracias y nos despedimos.
Foto para el recuerdo con el grandísimo Iker Karrera Aranburu.
Luego, algunas fotos más y mi amigo Jesus Beamonte se ofreció para llevarme a casa, cosa que me vino fenomenal pues estaba un poco cansada y volver en el metro se me iba a hacer un poco pesado.  Así que fui a buscar mi mochila con la ropa de recambio a las taquillas del Termibus y seguido me fui al parking para buscar el coche con el que volvería a casa.

Con mis amigos Samuel y Lidia.

Y hasta aquí esta experiencia con un pequeño punto de aventura de mi participación en el reto de subir al Pagasarri con el grandísimo Iker Karrera dentro del Maratón Solidario por la donación e investigación de transplantes que organizó la EITB.

Hoy peso: 59 kg.


jueves, 19 de diciembre de 2013

XXX MEMORIAL ITZIAR LOPEZ DE URALDE (GETXO) (15/12/2013)

Hola a todos!!  Hoy he participado en una carrera que para mí era impensable participar en ella hace unos dos años y ésta es la 18ª.  Se trata del Memorial Itziar López de Uralde que se celebra en Getxo organizado por Itxartu Taldea con el patrocinio del Ayuntamiento de Getxo, como conmemoración a su fatal pérdida de esta atleta.  
Esta es la historia:  Itziar López de Uralde salió a entrenar la tarde del 27 de diciembre de 1982 como lo hacía casi cada día, acompañada de más atletas de la zona. Partieron de Fadura hacia Leioa, pero en la zona de Artaza un coche en el que viajaban dos guardias civiles la arrolló violentamente. Itziar fue trasladada al hospital de Basurto, donde falleció dos días después. Aquellas navidades se esfumaron los sueños y la vida de una atleta que había dejado huella. "Fue una atleta muy importante a nivel regional", recuerda Dimas Ramos, presidente del Club Atletismo Getxo, "participó en varios campeonatos de Bizkaia y Euskadi. No los llegó a ganar, pero sí estuvo entre las primeras".
Un año después, varios miembros del club getxotarra y del Club Bizkorrak deciden homenajearla con la celebración del Memorial Itziar López de Uralde.



La prueba se divide en dos partes.  La testimonial, que tiene un recorrido de 2 km. y es apta para hacerla con niños y la propia carrera del Memorial que consta de 9 km de recorrido partiendo ambas desde la Ciudad Deportiva Municipal de Fadura.


Recorrido de 9 km del Memorial Itziar López de Uralde.
En este primer año de participación en carreras, me he apuntado con mi marido a la de 9 km.  Hemos llegado pronto a Fadura para aparcar el coche en un buen lugar y seguido hemos ido a recoger nuestros dorsales.
La mañana no era demasiado fría como en los días anteriores y la temperatura era ideal para correr.  Unos 9 o 10 grados.
Me he encontrado con varios amigos del facebook y hemos charlado animadamente, presentándoles a muchos a mi marido. He tenido la suerte de encontrarme también con Fortunato Vencedor, un corredor de 86 años que no se pierde ninguna carrera de asfalto.  Le tengo mucha admiración.  También ha venido mi amiga Blanca que me ha dicho para iniciar la carrera conmigo y luego según las circunstancias ya vería si seguiría mi ritmo o no pues tenía algún problema de rodilla.
Un fenómeno de atleta.

Con mis amigos Eduardo, Olga y Javi de Zalla con los que me llevo fenomenal.
A las 10:30 h. ha salido la carrera testimonial con gran participación infantil y familiar y a las 11 h. y después de un aurresku de honor, ha dado salida la carrera del Memorial.  
En total nos hemos reunido cerca de 2000 corredores y el ambiente era muy bueno. 
Aquí saludando a la cámara un minuto antes de comenzar la carrera Blanca y yo.

video
Hemos empezado poco a poco por lo apretados que íbamos, saliendo de Fadura hacia Las Arenas por la Avda de Los Chopos que es una recta de unos 1500 metros para luego girar hacia la izquierda e incorporarnos a la carretera de Asua-La Avanzada por la que hemos transcurrido unos 250 metros para dejar a nuestra izquierda la Rotonda de La Ola y meternos al barrio de Romo-Leioa por la calle Gobelaurre a un buen ritmo ya que el pelotón que hacía  unos 10 minutos era bastante compacto se había estirado lo suficiente para poder ir adelantando a corredores por los numerosos huecos que se formaban.
Detalle de la cantidad de corredores que nos reunimos para el Memorial.
Yo, la verdad, es que iba sorprendida de lo suelta que iba corriendo y de verme pasar a corredores cada poco tiempo.  Iba corriendo a una media el kilómetro de entre 4:50 y 5:15, depende en qué momentos.

Cuando hemos llegado a la altura del kilómetro 3,5 aproximadamente nos hemos incorporado a la Avda. de Zugazarte, que es otra gran recta en la que se puede aumentar el ritmo de carrera y como he visto que iba muy bien de fuerzas y sin sufrir mucho, me he decidido a apretar un poco más si cabe la zancada y he continuado pasando a corredores sorprendentemente. 
Volviendo desde Zugazarte.
En esos momentos de euforia interna iba pensando que seguro que más adelante "petaría" por ir apretando tanto a mi pobre maquinaria y que me pasaría factura en la subida que hay hacia el Ayuntamiento de Getxo viniendo desde Neguri.  Pero la verdad es que no ha sido así,  porque aunque he tenido que bajar el ritmo para subir la pendiente, he podido adelantar aquí también a varios corredores y continuar ascendiendo a bastante buen ritmo.

En el kilómetro 6 de la carrera, hemos llegado a la máxima elevación de la misma y desde ahí todo ha sido ya bajada constante prácticamente desde la calle Telletxe hacia la calle Sarrikobaso, por donde he conseguido ir corriendo en algún momento a una media de 4:03min/km.  Después la carrera ha girado de nuevo a la derecha para enfilar la carretera de Ollarretxe que nos volvería a meter de nuevo en la Avda. de Los Chopos para llegar de nuevo a la Ciudad Deportiva Municipal de Fadura y meternos por un lateral que nos llevaría a todos los corredores al velódromo que rodea el campo de rugby y que siguiendo las balizas nos llevaría a la pista de atletismo para recorrerla en sus 3/4 partes.  Allí me he encontrado con otro amigo del facebook, Mai Ocio y nos hemos saludado y charlado mientras acabábamos la carrera.
Quedan muy pocos metros para adentrarnos en Fadura.


Llegando hacia la meta desde el campo de rugby  hacia la pista de Atletismo.

Allí me he encontrado con otro amigo del facebook, Mai Ocio y nos hemos saludado y charlado mientras acabábamos la carrera.

Me voy acercando al arco de meta y voy realmente contenta por lo a gusto que he corrido en esta carrera y lo bien que me ha ido, teniendo en cuenta que el día anterior me había metido un entreno trail de más de 16 km. subiendo al Sollube, jajajaja....

Al final, entro en meta cuando se cumplían 48' 42" con mucha alegría y satisfacción por haber acabado esta carrera que me ha gustado mucho.
Alegría al llegar a meta con muy buenas sensaciones y disfrutando de la carrera.

¡¡Madre mía, si parezco un torero ofreciendo las orejas al público!! jajajaja....

¡¡Soy finisher del XXX Memorial Itziar López de Uralde!!
Contenta con mi carrera, ¿se nota?


Después he buscado a mi marido y a otros amigos, he estirado un rato y algunas fotos han caído, jajaja.. ¡¡cómo no!!
Fotito con mi amigo Iñaki Gutierrez.

Voy a estirar un poco....que sino, mañana no hay quien me mueva, jajaja...



¡¡¡Qué dura es la vida del deportista!!! jajaja....Pero ¡¡cómo la disfruto!!!


http://connect.garmin.com/jsPlayer/415893562

domingo, 15 de diciembre de 2013

Entreno bandolero por el Sollube con Pablo San Juan y Aitor Fernández. (13/12/2013)

Después del entrenamiento garrafal y desastroso de hace dos días, hoy he vuelto a las andadas gracias a mi amigo Aitor Fernández  y Pablo San Juan que me han comentado que tenían la intención de hacer un entreno desde el pueblo de Meñaka, cerca de Mungia, para ascender corriendo al monte Sollube de 684 m. de altitud.

Como me había quedado tan mal cuerpo y espíritu el miércoles pasado en Apuko, me lo he pensado un poco y me he animado a ir con ellos para ver si era yo la que estaba mal o eran los factores meteorológicos los que me hicieron sufrir tanto hace dos días.

Hemos quedado a la mañana temprano para ir a Meñaka y dejar allí los coches.  Estaba lloviendo un poco, pero eso no nos ha quitado las ganas de salir a correr por el monte. 

Una vez en el pueblo, parece que ha escampado un poco y tras sincronizar nuestros relojes, hemos empezado a trotar y a subir la pista inicial de hormigón que asciende en prolongada inclinación positiva hacia nuestro destino.

Hemos discurrido por pistas naturales que estaban muy bonitas y bastante aptas para correr sin mancharte demasiado de barro.



Yo, para no variar, he ido a la zaga de los dos compañeros y amigos e intentaba no perderlos de vista para no tener que "pedir sopitas" después, jajajaa....

La subida a Sollube está bastante bien marcada desde el inicio con paneles informativos y señales de GR en los árboles, así que tampoco parecía que había mucho peligro de quedarme colgada.  Aún así, ha habido alguna vez que han tenido que volver sobre sus pasos Pablo y Aitor a reencontrarse conmigo, pero la verdad es que he ido bastante cómoda y nada agobiada disfrutando del paisaje natural que me rodeaba.

Hemos hecho una parada en un merendero para hacernos una foto chula y otra de "caras feas", jajajaja....

Algún repecho que otro también a habido, pero que lo solucionábamos caminando un poco y cogiendo fuerzas para seguir ascendiendo, hasta que cuando se cumplía 1 hora y 13 minutos hemos llegado a la cima del Sollube y allí nos hemos sacado unas cuantas fotos.





Luego hemos descendido alegremente y echando risas y nos hemos sacado unas cuantas fotos a ráfagas "haciendo el ganso" para el recuerdo, jajajaja....
En 2 horas y 13 minutos hemos terminado el entreno de hoy con 16,6 km. sumados a nuestras piernas.

Yo muy contenta con el entreno de hoy y volviendo a disfrutar de correr en el monte con muy buena compañía por cierto.  

Muchas gracias Aitor y Pablo por llevarme con vosotros de entreno.  Espero poder volver a repetir.